El cambio legal en el auto-consumo de electricidad dispara las instalaciones fotovoltaicas

Sep 1, 2020

Las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo que permiten la transformación directa de la radiación solar en electricidad han dado un salto de gigante desde la aprobación nacional de los Reales Decretos 15/2018 y 244/2019 que pusieron fin al impuesto al sol que limitaba el impulso de las energías renovables en nuestro país. Ese cambio legal ha propiciado una avalancha de solicitudes de particulares y empresas para acceder a las ayudas que la administración andaluza otorgaba.

La Agencia Andaluza de la Energía ha tramitado más de 3.300 solicitudes de ayudas para instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo entre mayo de 2017 y el primer trimestre de 2020, el 90% de ellas desde el cambio legislativo. La administración aportó 40,5 millones de euros en ayudas del total de 110 millones de euros de inversión de los usuarios que las han instalado. Financiadas con fondos Feder, se fueron concediendo por orden de llegada, se acabaron en febrero de 2020 y no habrá más para particulares, pero sí otra modalidad para empresas, pymes y ayuntamientos.

Lo explica el director técnico de Planificación Energética Agencia Andaluza de la Energía, José Manuel Torres a este periódico. “Difícilmente volverán las subvenciones al autoconsumo puro y duro. Podrá haberlas cuando van ligadas a otras actuaciones singulares como la acumulación de energía, la recarga de vehículos eléctricos, o la integración en redes inteligentes”, señala este ingeniero industrial con 25 años de experiencia en el sector.

Detrás de esta decisión está la escasez presupuestaria con la que está cayendo y la alta rentabilidad de estas instalaciones de autoconsumo, ya que la inversión se recupera en pocos años, al carecer de las dificultades anteriores al cambio legal.

Puede ver la noticia original en la página de Diario de Sevilla haciendo clic aquí