España cambia su consumo eléctrico con el covid

Jun 19, 2020

Si somos uno de los países con más horas de sol de todo el mundo, ¿por qué no estamos a la cabeza en instalaciones de energía fotovoltaica? Así pueden ahorrar empresas y particulares.

La llegada del coronavirus ha alterado significativamente el consumo energético tanto en nuestro país como a nivel global. Como podemos ver en este estudio, los países más representativos de Europa han ido, paulatinamente, bajando su consumo eléctrico como respuesta al confinamiento y los parones en ciertas actividades económicas.

España no ha sido una excepción. Si comparamos el consumo en febrero y marzo de este año, vemos también una bajada. En lo que se refiere a abril, los datos de Red Eléctrica de España (REE) reflejan una caída de cerca del 23%.

Estos descensos, como decimos, se deben básicamente a la parada en ciertos sectores económicos. Sin embargo, hay un colectivo que sí ha visto disparado su consumo energético: los particulares, que debido al teletrabajo y al confinamiento han aumentado visiblemente su consumo eléctrico. Según la OCU, dicho consumo ha crecido un 28% en los hogares, lo que provoca un aumento de cerca de 26 euros en la factura mensual, tal y como refleja el informe de Selectra.

¿Estamos desaprovechando las horas de sol?

Al analizar el consumo energético en los hogares, se produce un hecho llamativo. Tradicionalmente, dicho consumo subía en horario de tarde, pero el teletrabajo ha invertido la situación, colocando las horas punta en los tramos laborales y más concretamente de mañana, tal y como reflejan las estadísticas de REE.

Es aquí donde se produce una paradoja: las mayores cifras de consumo en España se producen precisamente en los horarios en que más tiempo de luz solar disponemos. Esto cobra aún más valor si tenemos en cuenta que España está en la franja más alta de insolación anual de toda Europa, con cerca de ocho horas diarias de sol.

Las paradojas no acaban aquí. La consultora energética Wood Mackenzie hizo el año pasado una estimación de los países que en el año 2024 tendrían más potencia de instalaciones fotovoltaicas en todo el mundo. España aparecía en el décimo lugar, muy por detrás de países con muchísimas menos horas de sol al año.

¿Qué está provocando esta disonancia? Puede haber varios factores. En primer lugar, la caída de los precios, que viene siendo acusada en los últimos tiempos. Además, el covid-19 ha provocado en muchas familias y empresas una situación de incertidumbre económica que puede generar cierto recelo a la hora de afrontar una inversión inicial en energía fotovoltaica. La burocracia también está jugando su papel: pese al adiós al conocido como ‘impuesto al sol’, aún son muchos los municipios e instituciones públicas que ponen trabas a la hora de dar licencias de autoconsumo o permitir la instalación de paneles solares.

Sin embargo, un informe de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) estima que el mercado solar fotovoltaico experimentará un crecimiento significativo en los próximos cuatro años. Calculan que la cantidad de sistemas de techos solares instalados en los tejados de los hogares se duplicará hasta los 100 millones en 2024.

Fuente

Noticia extraida de El Confidencial

Pueden terminar de leer la noticia completa en el siguiente enlace.

Powered by Powen