Hace exactamente diez años, Feníe Energía iniciaba su andadura como comercializadora de los instaladores eléctricos, fruto del trabajo y la pasión de miles de profesionales que forman la compañía. Un día como hoy, un 2 de marzo, nacía Feníe Energía para competir de igual a igual con otras empresas del sector. Hoy, diez años después, más de 2.400 accionistas y de 1.800 agentes instaladores forman parte de esta gran familia, que además ha llegado a ser elegida Mejor Servicio de Atención al Cliente del año en 2017.

Crecimiento sólido

Más de 400.000 clientes confían ya en Feníe Energía que, como hemos dicho, basa su éxito en el trato cercano al cliente, por una parte, y en la apuesta por el consumo energético eficiente y responsable. Más de 2.500 instaladores hacen posible que este modelo de negocio en el que se basa Feníe Energía mantenga un crecimiento sólido desde su creación.

Cambios en la dirección

Si bien 2019 estuvo marcado por una serie de cambios en la dirección, el 2020 llega cargado de buenas perspectivas. Se abre pues un horizonte muy optimista, en el que las principales bazas son la comercialización de luz proveniente al cien por cien de energías limpias, el gas, las instalaciones de autoconsumo y las de puntos de recarga para vehículos eléctricos.

Otras vías de negocio se abren paso: principalmente, la asesoría energética personalizada, donde los agentes aconsejan a sus clientes para una mayor eficiencia en su consumo energético y, consecuentemente, una reducción en su factura. En este sentido, la compañía ha redoblado esfuerzos por poner aquí el acento.

Una apuesta segura

Tanto clientes como instaladores confían en este modelo de negocio, que cumple ya diez años y que continúa en línea ascendente. Al tratarse de un sector en constante transformación, Feníe Energía asume los nuevos retos del mismo y lo hace desde la seguridad de trabajar con los mejores profesionales y las mejores fuentes energéticas. Hoy, su facturación supera los 650.000.000 de euros. Para ello, los agentes, que son al mismo tiempo accionistas de la compañía, están ya en toda la geografía española, de modo que pueden proveer de sus servicios hasta en los rincones más despoblados. ¡Enhorabuena y a por los próximos diez años!