Los paneles fotovoltaicos también son eficaces en las fachadas

Sep 18, 2020

Aunque lo habitual es colocar los paneles solares en los tejados, la energía del sol que reciben las fachadas se podría aprovechar. Investigadores de la Universidad de Burgos han medido el potencial energético de instalaciones fotovoltaicas colocadas en superficies verticales y han comprobado su viabilidad económica. De hecho, las orientadas hacia el sur producirían más que las del tejado durante los meses de invierno.

El grupo de Investigación SWIFT (siglas de Solar and Wind Feasibility Technologies) de la Universidad de Burgos (UBU) ha medido la radiación solar que reciben las fachadas de los edificios en un estudio experimental llevado a cabo en la ciudad de Burgos.

Los resultados, publicados en la revista Solar Energy, apuntan a que las instalaciones fotovoltaicas verticales pueden ser viables y que, en el futuro, la combinación adecuada de las superficies disponibles será clave para lograr edificios de consumo energético neto nulo (net zero buildings).

Según explica una de las autoras, la profesora de la UBU Cristina Alonso Tristán, en los últimos años se han desarrollado paneles fotovoltaicos que pueden ser adaptados o integrados en edificios, como los vidrios fotovoltaicos, que sustituyen a los cristales tradicionales de las ventanas o se pueden integrar en las fachadas acristaladas de los grandes edificios, «y también existen desarrollos para incorporar a toldos, marquesinas, a las lamas de las persianas o que se integran directamente sustituyendo parte del muro, como si fuera un material decorativo de la fachada”, detalla.

Estos productos ya se pueden ver en muchos edificios, nuevos o rehabilitados, de uso público o residencial pero ¿se sabe cuánta energía solar reciben? “Cuando se diseña una instalación fotovoltaica, uno de los aspectos clave para que su eficiencia sea la máxima es que los paneles estén adecuadamente colocados y que reciban la máxima cantidad de radiación solar posible. La radiación máxima se consigue cuando los rayos solares inciden perpendicularmente sobre el panel. Pero esto depende de la latitud en la que se encuentra la instalación y del día del año”.

Así, es fundamental conocer los datos de radiación solar del lugar donde se instalan los paneles para saber cuánta energía podrían producir y analizar su viabilidad económica. Pero los datos que se utilizan actualmente para dimensionar las instalaciones fotovoltaicas son los obtenidos para el plano horizontal, aquellos que se miden de forma habitual en las estaciones meteorológicas.

Con el objetivo de determinar la cantidad exacta de energía solar que se obtiene en las fachadas, el equipo midió experimentalmente la energía total recibida en superficies verticales orientadas en las cuatro direcciones cardinales (norte, sur, este y oeste), utilizado una instalación que disponen en la Escuela Politécnica Superior de Burgos. En total, realizaron medidas durante 45 meses de manera continua, siguiendo unos estándares de calidad muy restrictivos para asegurar que los datos eran fiables.

Puede ver la noticia original en la página de Agencia Sinc haciendo clic aquí