Recientemente os contamos que se presentó la nueva Cátedra de Transición Energética, un ambicioso proyecto fruto de la unión entre la comercializadora Feníe Energía y la Universidad de Málaga (UMA), y que se consiguió con la mediación y colaboración de nuestra asociación, APIEMA. Hoy queremos contaros en profundidad en qué consiste.

¿Cuánto tiempo durará esta cátedra?

En principio, esta unión entre la empresa y la universidad está firmada para los próximos dos años (inició su andadura en enero), pero es prorrogable siempre y cuando se cumplan los objetivos previstos y haya interés por ambas partes.

¿Por qué es importante?

Es evidente que nos enfrentamos a un futuro inmediato en el que la especialización en nuevas energías y la descarbonización son objetivos imprescindibles. En este contexto, APIEMA, Feníe Energía y la UMA son conscientes de la necesidad de crear nuevos profesionales preparados para atender estas demandas, pues se trata no solo de un compromiso con la sostenibilidad, sino también de una apuesta profesional con muchas salidas.

¿Qué actividades la componen?

Entre las numerosas actividades previstas, habrá ponencias de expertos sobre temas de interés —agregación de demanda en el mercado eléctrico español, sistemas de almacenamientos eléctricos, entre otros—, actividades de divulgación y, por supuesto, trabajos de investigación conjunta entre empresa, alumnos e investigadores. Un proyecto esperanzador en el que, tal y como comenta Antonio Ariza, presidente de APIEMA, se une la experiencia que aporta la empresa a las labores de I+D que suma la universidad.

¿A quién va dirigida?

Principalmente, a los alumnos de la Escuela de Ingeniería Industrial, puesto que está planteada como un complemento a su formación.

Tres nuevos proyectos surgidos en los primeros días

La cátedra tiene visos de convertirse en un gran éxito surgido de la unión empresarial y académica, puesto que solo en los primeros días han surgido ya tres proyectos entre la empresa y otros tantos alumnos del último curso del Máster en Ingeniería Industrial de la UMA. Son los siguientes:

  1. Posibilidad de autoconsumo virtual: grandes plantas de energía renovable mediante placas solares para que quienes no disponen de espacio para tenerlas en sus casas puedan generar su propia energía a través de una compensación económica.
  2. El uso del blockchain en la batería. El objetivo de dicho proyecto es lograr baterías que duren más tiempo para mantener la energía generada de día con el fin de usarla por la noche.
  3. Estudio de las pérdidas generadas en el sistema de luz de cualquier hogar, es decir, desde que se genera el kilovatio hasta que se transporta a la red eléctrica y llega al consumidor final. Minimizar dichas pérdidas optimizaría la producción y el envío de energía.