Adiós al A+ o A+++: Así son las nuevas etiquetas en los electrodomésticos

Mar 2, 2021

Puede ver la entrevista original en la página de La Vanguardia haciendo clic aquí

Este 1 de marzo las etiquetas energéticas de los electrodomésticos se transforman. Desaparecen la A+++, A++ y A+ para simplificar las escalas, que irán de la A, que identificará a los aparatos más eficientes, a la G, en el lado contrario. El cambio, impulsado desde instancias europeas, «simplifica y clarifica» el esquema, se afirma desde Bruselas.

Aunque entra en vigor este lunes, las tiendas tienen hasta final de año para agotar las existencias de electrodomésticos con las etiquetas antiguas. Hasta entonces, los productos podrán tener ambas etiquetas.

Etiqueta energética
Se utilizará en neveras, televisores y otros electrodomésticos
La nueva clasificación se da por nuevos métodos de ensayo sobre la eficiencia energética de los aparatos. Son los mismos que usan los laboratorios y fabricantes, pero con cambios en sus mecanismos de medición para que se adecuen más al uso real que se hacen en las casas.

Las nuevas etiquetas se aplicarán en neveras, congeladores, refrigeradores para bebidas o vino, lavavajillas, lavadoras y lavadoras, secadoras, pantallas electrónicas (monitores, televisiones..) y fuentes de iluminación (lámparas), en este último caso desde el 1 de septiembre.

Pese al giro en la denominación, las nuevas etiquetas serán muy similares, indicando la eficiencia, el consumo anual de agua o energía, el ruido -en fases de lavado y centrifugado en caso de lavadoras-, las capacidades de carga -en kilos para lavadoras o en litros para neveras-, la eficiencia de ciertas funciones -como el centrifugado, también de A a G- o la tele en su máxima definición y cuánto duran ciertos programas.

Con el cambio, «el consumo energético del producto está presentado de una manera más prominente y uniforme en el centro de la etiqueta», se apunta en portales oficiales.

La gran novedad es que incorporarán un código QR que permite acceder a más información sobre el aparato desde los teléfonos móviles. En ventas online o folletos, la letra se indicará en una flecha y poniendo qué máximos y mínimos hay en la escala.

Eficiencia
De entrada no habrá aparatos con la letra A
Las nuevas escalas son mucho más exigentes. Así, un frigorífico que antes era A+++ podría pasar a ser C, según informa la Comisión Europea. El argumento es que con el desarrollo de productos cada vez más eficientes las etiquetas A «están o estarán saturadas», se afirma, reduciendo la capacidad de elección del consumidor al estar presentes en una buena parte de productos.

Ahora, «la clase A inicialmente estará vacía para dejar espacio para desarrollos tecnológicos», se explica. Así, los que eran clase A pasarán a repartirse en la clase B o C en la nueva escala.

En todo caso, los consumidores podrán acceder a la información online, a través de la base de datos EPREL (European Product Database for Energy Labelling), en la que los fabricantes deberán colgar la etiqueta de sus productos. Los códigos QR remitirán a este portal.