Sevilla la Nueva recoge firmas contra Iberdrola por los continuos cortes de electricidad

La compañía, que reconoce el fallo, asegura que el problema es muy difícil de localizar y que se acometen reformas

0
443

El Ayuntamiento de Sevilla la Nueva (8.900 habitantes) ha promovido una recogida de firmas entre sus vecinos para presentarlas a la compañía Iberdrola, con el fin de exigirle que acabe con los continuos cortes de luz que sufre el municipio desde hace meses. Los vecinos tienen que soportar varias interrupciones del suministro a lo largo del día, en especial cuando llueve, lo que causa problemas en los electrodomésticos. La empresa suministradora reconoce los fallos y asegura que está invirtiendo para reducir estos microcortes de fluido.

Sevilla la Nueva se encuentra situada en la zona suroeste, entre dos municipios mayores: Brunete y Navalcarnero. Los problemas con la compañía suministradora se suceden desde hace años, según denuncia el alcalde, Asensio Martínez Agraz (PP). “Este problema está causando importantes problemas en el tejido municipal, entre los comerciantes e industriales y entre los propios vecinos”, declara el regidor.

Los cortes se producen a cualquier hora del día o de la noche, con lo que muchos aparatos eléctricos se desconfiguran o sufren problemas cuando regresa el fluido. “La luz vuelve con tanta fuerza que el exceso de potencia se carga los electrodomésticos, no tanto a corto plazo sino a largo, por los fallos que va generando en los motores”, se queja Eva, una vecina de Sevilla la Nueva.

El alcalde ha remitido dos correos electrónicos y una carta a los responsables de Iberdrola y asegura que no ha recibido ninguna contestación satisfactoria. La última misiva la mandó el pasado marzo, y asegura que no le consta que la empresa haya tomado medidas para solventar el problema. “La red de suministro pasa por Villanueva de la Cañada y Brunete y termina en Sevilla la Nueva, por lo que somos fondo de distribución, con los problemas que ello supone”, añade el alcalde.

Ante el silencio de Iberdrola, el alcalde decidió pasar a la acción y remitió a todos los administradores de fincas un escrito para que los vecinos lo firmaran. Los administradores lo distribuyeron por las comunidades de vecinos, con lo que el llamamiento llegó a todos los rincones de la localidad. El plazo para suscribirlo se cierra esta semana. “De momento llevamos pocas firmas, unas 300, pero esperamos que la gente se anime porque este es un problema que nos afecta a todos y para el que no se ve solución. Los mayores problemas los hemos vivido en verano por los altos consumos. Ha habido noches de cuatro y cinco cortes”, afirma el alcalde.

El foco del problema

Iberdrola Distribución reconoce que el municipio registra pequeñas interrupciones de menos de un minuto “producidas por incidencias intermitentes que no son fáciles de localizar y por elementos externos que afectan a los tendidos eléctricos aéreos”. La compañía asegura que está intentando localizar el foco de los problemas y, mientras lo hace, ha acometido reformas para reducir la repercusión en los clientes.

Desde 2014 se han renovado crucetas y cambiado aisladores en siete kilómetros de líneas eléctricas y se han reformado apoyos y conductores en 1,5 kilómetros y un centro de transformación completo. Para los próximos dos ejercicios está previsto reformar otro centro de transformación, 1.200 metros de líneas aéreas y otros 900 de líneas subterráneas, afirma Iberdrola, que añade que se mantiene en contacto permanente con el Ayuntamiento.

Dejar respuesta