¿Por qué sigue subiendo la electricidad a pesar de las lluvias? El abuso de las gestoras

0
274

Nos encontramos, una vez más, ante un caso de abuso en la fijación de los precios de la electricidad. Recordemos cuando, en 2017, el ministro de Energía, Álvaro Nadal, explicaba la fuerte subida de la luz por la falta de lluvia y viento.

Pues bien: este año hemos tenido récord de lluvias. Y, sin embargo, el precio mayorista por megavatio hora es 10 euros más caro que en 2017. ¿Cómo, si la producción hidráulica es mayor?

Situación pasada y presente

El mercado eléctrico español fijaba los precios de acuerdo a un modelo de oferta y demanda: los productores ofrecían electricidad a un precio y los consumidores fijan aquel al que estaban dispuestos a comprar. Cada tramo horario se fijaba según la tecnología más cara, que entraba dentro de esa oferta y demanda.

Cuando se fijaba el precio, toda la electricidad generada en dicho tramo horario recibía como remuneración el precio máximo indicado. Así ha sido durante 15 años. Pero hoy los precios no responden a una competencia entre tecnologías —solar, eólica, hidráulica, etc.—, sino que se fija casi en exclusiva la energía hidráulica. Esto se debe a que aprovecha que los pantanos han recuperado la actividad normal.

Costes de generación

Sucede que la energía hidráulica cuenta con unos costes mínimos de generación. Pero las empresas gestoras (Iberdrola, principalmente), haciendo uso del modelo de gestión de precios, decide no generar electricidad a no ser que se le remunere casi al mismo precio al que se pagaría la generada con combustibles fósiles.

Por tanto, no queda otra que aceptar sus condiciones, puesto que se ha generado casi la misma energía por vía hidráulica (18,9%) que, por ejemplo, por las nucleares (20,1%) o las eólicas (22,7%).

Sin relación entre oferta y demanda

Si atendemos a los precios por tramo horario que adjuntamos aquí, resulta que en los últimos días dichos precios son prácticamente los mismos a cualquier hora, sea cual sea el tramo horario:

 

 

 

 

 

 

 

Imprescindible: redefinir el procedimiento por el que se ajusta el precio de la electricidad

Es imprescindible llegar a este punto. Aun respetando el principio de libre competencia entre las productoras, hay que reconocer el coste de producción de cada tecnología. Sucede que, ahora mismo, estamos pagando al mismo precio todas, y hay un claro abuso de poder que repercute invariablemente en el bolsillo del consumidor final. No es justo que, en condiciones meteorológicas favorables como las recientes, la economía del cliente no perciba esa mejora pero sí las productoras. Basta ya de tanto abuso.

Dejar respuesta